Certificaciones

OHSAS 18001 - 2007

El impacto de esta certificación, además de una disminución de riesgos, accidentes de trabajo y enfermedades profesionales, consiste en integrar una cultura preventiva en la empresa y así garantizar el cumplimiento continuo de la legislación en materia de seguridad y salud en el trabajo.

Sistema de Gestión de Calidad Certificado en ISO 9001:2015

Metapol cuenta con la certificación ISO 9001:2015, que es la base de su sistema de gestión de calidad y una norma internacional que se centra en todos los elementos de administración de calidad con los que una empresa debe contar para tener un sistema efectivo que le permita administrar y mejorar la calidad de sus productos o servicios.

Sistema de Gestión de Calidad Certificado en ISO 14001:2004

Mediante un sistema de gestión ambiental certificado, Metapol puede controlar mejor el efecto de sus productos sobre el medio ambiente. La mejora del desempeño ambiental demuestra nuestro compromiso con el desarrollo sustentable, fortaleciendo nuestra imagen pública hacia los clientes, las entidades regulatorias y otras partes interesadas.

Estados Financieros Dictaminados por Pricewaterhouse Coopers

Metapol cuenta con Estados Financieros dictaminados a través de Pricewaterhouse Coopers, con lo cual certifica el haber sido revisado mediante una auditoría financiera, con lo cual garantiza un control interno adecuado y una aplicación eficiente de las normas contables y fiscales por parte de sus áreas contables, administrativas y financieras.

Tercer nivel del Sistema de Autogestión de Seguridad y Salud en el Trabajo

Metapol participó en este programa con el objetivo de promover la operación de Sistemas de Administración en Seguridad y Salud en el Trabajo, con base en estándares nacionales e internacionales, y con sustento en la reglamentación vigente en la materia, a fin de favorecer el funcionamiento seguro e higiénico de sus centros de trabajo.

1er. Lugar del Premio Estatal de Calidad 2001

Este reconocimiento otorgado a Metapol en 2001, tiene como principal propósito impulsar la mejora continua para hacer más competitivas y de clase mundial a las organizaciones, así como asegurar su permanencia y crecimiento sostenido. Es además, una herramienta para diagnosticar y evaluar el progreso o grado de madurez de una organización.